.

.
Pin It

Widgets

|

El Matrimonio en la Biblia

El Matrimonio en la Biblia

 

I Corintios 13:

1 Si hablo en las lenguas de los hombres y de los ángeles, pero no tengo amor, he venido a ser un [pedazo de] bronce sonante o un címbalo estruendoso. 2 Y si tengo el don de profetizar y estoy enterado de todos los secretos sagrados y de todo el conocimiento, y si tengo toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy. 3 Y si doy todos mis bienes para alimentar a otros, y si entrego mi cuerpo, para jactarme, pero no tengo amor, de nada absolutamente me aprovecha.

4 El amor es sufrido y bondadoso. El amor no es celoso, no se vanagloria, no se hincha, 5 no se porta indecentemente, no busca sus propios intereses, no se siente provocado. No lleva cuenta del daño. 6 No se regocija por la injusticia, sino que se regocija con la verdad. 7 Todas las cosas las soporta, todas las cree, todas las espera, todas las aguanta.

8 El amor nunca falla. Pero sea que haya [dones de] profetizar, serán eliminados; sea que haya lenguas, cesarán; sea que haya conocimiento, será eliminado. 9 Porque tenemos conocimiento parcial y profetizamos parcialmente; 10 pero cuando llegue lo que es completo, lo que es parcial será eliminado. 11 Cuando yo era pequeñuelo, hablaba como pequeñuelo, pensaba como pequeñuelo, razonaba como pequeñuelo; pero ahora que he llegado a ser hombre, he eliminado las [cosas características] de pequeñuelo. 12 Porque en la actualidad vemos en contorno nebuloso por medio de un espejo de metal, pero entonces será cara a cara. En la actualidad conozco parcialmente, pero entonces conoceré con exactitud así como soy conocido con exactitud. 13 Ahora, sin embargo, permanecen la fe, la esperanza, el amor, estos tres; pero el mayor de estos es el amor.

 

Proverbios 3:5-6:

5 Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento. 6 En todos tus caminos tómalo en cuenta, y él mismo hará derechas tus sendas.

 

II Timoteo 3:16-17:

16 Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas, para disciplinar en justicia, 17 para que el hombre de Dios sea enteramente competente [y esté] completamente equipado para toda buena obra.

 

 

 

Génesis 1:26-28:

26 Y Dios pasó a decir: "Hagamos [al] hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza, y tengan ellos en sujeción los peces del mar y las criaturas voladoras de los cielos y los animales domésticos y toda la tierra y todo animal moviente que se mueve sobre la tierra". 27 Y Dios procedió a crear al hombre a su imagen, a la imagen de Dios lo creó; macho y hembra los creó. 28 Además, los bendijo Dios y les dijo Dios: "Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra y sojúzguenla, y tengan en sujeción los peces del mar y las criaturas voladoras de los cielos y toda criatura viviente que se mueve sobre la tierra".

 

Génesis 2:18-24:

18 Y Jehová Dios pasó a decir: "No es bueno que el hombre continúe solo. Voy a hacerle una ayudante, como complemento de él". 19 Ahora bien, Jehová Dios estaba formando del suelo toda bestia salvaje del campo y toda criatura voladora de los cielos, y empezó a traerlas al hombre para ver lo que llamaría a cada una; y lo que el hombre la llamaba, a cada alma viviente, ese era su nombre. 20 De modo que el hombre iba dando nombres a todos los animales domésticos y a las criaturas voladoras de los cielos y a toda bestia salvaje del campo, pero para el hombre no se halló ayudante como complemento de él. 21 Por lo tanto Jehová Dios hizo caer un sueño profundo sobre el hombre y, mientras este dormía, tomó una de sus costillas y entonces cerró la carne sobre su lugar. 22 Y Jehová Dios procedió a construir de la costilla que había tomado del hombre una mujer, y a traerla al hombre.

23 Entonces dijo el hombre:

"Esto por fin es hueso de mis huesos

y carne de mi carne.

Esta será llamada Mujer,

porque del hombre fue tomada esta".

24 Por eso el hombre dejará a su padre y a su madre, y tiene que adherirse a su esposa, y tienen que llegar a ser una sola carne.

 

Génesis 9:1:

1 Y Dios pasó a bendecir a Noé y a sus hijos y a decirles: "Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra.

 

Génesis 29:20:

20 Y Jacob procedió a servir siete años por Raquel, pero a sus ojos resultaron como unos cuantos días debido al amor que le tenía.

 

 

El Cantar de los Cantares 4:1-5:

1 "¡Mira! Eres hermosa, oh compañera mía. ¡Mira! Eres hermosa. Tus ojos son [de] palomas, detrás de tu velo. Tu cabellera es como hato de cabras que han bajado saltando de la región montañosa de Galaad. 2 Tus dientes son como hato de [ovejas] recién esquiladas que han subido del lavado, todas las cuales paren gemelos, sin que ninguna entre ellas haya perdido sus crías. 3 Tus labios son justamente como un hilo escarlata, y tu hablar es ameno. Como gajo de granada son tus sienes detrás de tu velo. 4 Tu cuello es como la torre de David, edificada en series de piedras, en la cual están colgados mil escudos, todos los escudos circulares de los hombres poderosos. 5 Tus dos pechos son como dos crías, gemelos de gacela, que están apacentándose entre los lirios."

 

El Cantar de los Cantares 7:1-9:

1 "¡Qué hermosos han llegado a ser tus pasos en [tus] sandalias, oh hija dispuesta! Las curvaturas de tus caderas son como adornos, la obra de manos de artífice. 2 El derredor de tu ombligo es un tazón redondo. No falte [en él] el vino mezclado. Tu vientre es un montón de trigo, cercado de lirios. 3 Tus dos pechos son como dos crías, gemelas de gacela. 4 Tu cuello es como torre de marfil. Tus ojos son como los estanques de Hesbón, junto a la puerta de Bat-rabim. Tu nariz es como la torre del Líbano, que mira hacia Damasco. 5 Tu cabeza sobre ti es como el Carmelo, y la melena de tu cabeza es como lana teñida de púrpura rojiza. El rey se halla atado por las ondulaciones. 6 ¡Qué hermosa eres, y qué agradable eres, oh amada, entre deleites exquisitos! 7 Esta estatura tuya de veras se parece a una palmera, y tus pechos a racimos de dátiles. 8 He dicho yo: 'Subiré a la palmera, para poder asirme de sus tallos frutales de dátiles'. Y, por favor, háganse tus pechos como racimos de la vid, y la fragancia de tu nariz como manzanas, 9 y tu paladar como el mejor vino que va bajando con suavidad para mi amada, que fluye dulcemente sobre los labios de los durmientes." 

 

Proverbios 5:

1 Hijo mío, oh de veras presta atención a mi sabiduría. A mi discernimiento inclina tus oídos, 2 para guardar las capacidades de pensar; y que tus propios labios salvaguarden el conocimiento mismo.

3 Porque como panal de miel los labios de una mujer extraña siguen goteando, y su paladar es más suave que el aceite. 4 Pero el efecto que después viene de ella es tan amargo como el ajenjo; es tan agudo como una espada de dos filos. 5 Sus pies van descendiendo a la muerte. Sus mismísimos pasos se asen del Seol mismo. 6 Ella no contempla la senda de la vida. Sus senderos trillados han ido errantes, y ella no sabe [adónde]. 7 Ahora pues, oh hijos, escúchenme, y no se aparten de los dichos de mi boca. 8 Mantén tu camino alejado del lado de ella, y no te acerques a la entrada de su casa, 9 para que no des a otros tu dignidad, ni tus años a lo que es cruel; 10 para que los extraños no se satisfagan de tu poder, ni las cosas que conseguiste con dolor estén en la casa de un extranjero, 11 ni tengas que gemir en tu futuro cuando se acaben tu carne y tu organismo. 12 Y tengas que decir: "¡Cómo he odiado la disciplina, y mi corazón ha tratado con falta de respeto aun la censura! 13 Y no he escuchado la voz de mis instructores, y a mis maestros no he inclinado el oído. 14 Fácilmente he llegado a estar en toda suerte de maldad en medio de la congregación y de la asamblea".

15 Bebe agua de tu propia cisterna, y chorrillos que salgan de en medio de tu propio pozo. 16 ¿Deben esparcirse afuera tus manantiales, [tus] corrientes de agua en las plazas públicas mismas? 17 Resulten ser para ti solo, y no para los extraños contigo. 18 Resulte bendita tu fuente de aguas, y regocíjate con la esposa de tu juventud, 19 una amable cierva y una encantadora cabra montesa. Que sus propios pechos te embriaguen a todo tiempo. Con su amor estés en un éxtasis constantemente. 20 ¿Por qué, pues, debes tú, hijo mío, estar en un éxtasis con una extraña, o abrazar el seno de una extranjera? 21 Porque los caminos del hombre están enfrente de los ojos de Jehová, y él está contemplando todos sus senderos trillados. 22 Sus propios errores atraparán al inicuo, y en las sogas de su propio pecado será asido. 23 Él será el que morirá porque no hay disciplina, y [porque] en la abundancia de su tontedad se descarría.

 

Proverbios 31:

1 Las palabras de Lemuel el rey, el mensaje de peso que su madre le dio al corregirlo:

2 ¿Qué [estoy diciendo], oh hijo mío, y qué, oh hijo de mi vientre, y qué, oh hijo de mis votos?

3 No des tu energía vital a las mujeres, ni tus caminos a [lo que conduce a] borrar a reyes.

4 No es para los reyes, oh Lemuel, no es para los reyes beber vino, ni para los altos funcionarios [decir:] "¿Dónde hay licor embriagante?", 5 para que uno no beba y se olvide de lo que está decretado y pervierta la causa de cualquiera de los hijos de la aflicción. 6 Den ustedes licor embriagante al que está a punto de perecer, y vino a los que están amargados de alma. 7 Beba uno y olvídese de su pobreza, y no se acuerde más de su propio penoso afán.

8 Abre tu boca por el mudo, en la causa de todos los que están falleciendo. 9 Abre tu boca, juzga con justicia y defiende la causa del afligido y del pobre.

10 Una esposa capaz, ¿quién la puede hallar? Su valor es mucho más que el de los corales.

 

11 En ella el corazón de su dueño ha cifrado confianza, y no falta ninguna ganancia.

12 Ella le ha recompensado con bien, y no mal, todos los días de su vida.

13 Ha buscado lana y lino, y trabaja en todo cuanto es el deleite de sus manos.

14 Ha resultado ser como naves de mercader. Desde lejos trae su alimento.

15 Se levanta también mientras todavía es de noche, y da alimento a su casa y la porción prescrita a sus mujeres jóvenes.

16 Ha considerado un campo y ha procedido a obtenerlo; del fruto de sus manos ha plantado una viña.

17 Ha ceñido de fuerza sus caderas, y vigoriza sus brazos.

18 Ha percibido intuitivamente que su comercio es bueno; su lámpara no se apaga de noche.

19 Ha alargado sus manos a la rueca, y sus propias manos asen el huso.

20 Ha extendido la palma de su mano al afligido, y ha alargado sus manos al pobre.

21 No teme por su casa a causa de la nieve, porque toda su casa está vestida de prendas de vestir dobles.

22 Se ha hecho colchas. Su ropa es de lino y lana teñida de púrpura rojiza.

23 Su dueño es alguien conocido en las puertas, cuando se sienta con los ancianos del país.

24 Ella ha hecho hasta prendas de vestir interiores y ha procedido a vender[las], y ha dado cintos a los comerciantes.

25 Fuerza y esplendor son su ropa, y se ríe de un día futuro.

26 Ha abierto la boca con sabiduría, y la ley de bondad amorosa está en su lengua.

27 Vigila cómo marchan los asuntos de su casa, y el pan de la pereza no come.

28 Sus hijos se han levantado y han procedido a pronunciarla feliz; su dueño [se levanta], y la alaba.

29 Hay muchas hijas que han demostrado capacidad, pero tú... tú has ascendido por encima de todas ellas.

30 El encanto puede ser falso, y la belleza puede ser vana; [pero] la mujer que teme a Jehová es la que se procura alabanza.

31 Denle del fruto de sus manos, y alábenla sus obras aun en las puertas.

 

Malaquías 2: 13-16:

13 "Y esta es la segunda cosa que ustedes hacen, [lo que resulta en que] se cubra de lágrimas el altar de Jehová, con lloro y suspiro, de modo que ya no hay un volverse hacia la ofrenda de dádiva o un complacerse [en nada] de mano de ustedes. 14 Y ustedes han dicho: '¿A causa de qué?'. A causa de esto: de que Jehová mismo ha dado testimonio entre ti y la esposa de tu juventud, con la cual tú mismo has tratado traidoramente, aunque ella es tu socia y la esposa de tu pacto. 15 Y hubo uno que no [lo] hizo, porque tenía lo que quedaba de[l] espíritu. ¿Y qué buscaba ese? La descendencia de Dios. Y ustedes tienen que guardarse respecto a su espíritu, y con la esposa de tu juventud que nadie trate traidoramente. 16 Porque él ha odiado un divorciarse —ha dicho Jehová el Dios de Israel—; y al que con violencia ha cubierto su prenda de vestir —ha dicho Jehová de los ejércitos—. Y tienen que guardarse respecto a su espíritu, y no deben tratar traidoramente.

 

Mateo 5:31-32:

31 "Además se dijo: 'Cualquiera que se divorcie de su esposa, déle un certificado de divorcio'. 32 Sin embargo, yo les digo que todo el que se divorcie de su esposa, a no ser por motivo de fornicación, la expone al adulterio, y cualquiera que se case con una divorciada comete adulterio.

 

Mateo 19:3-12:

3 Y se le acercaron unos fariseos, resueltos a tentarlo, y dijeron: "¿Es lícito para un hombre divorciarse de su esposa por toda suerte de motivo?". 4 En respuesta, él dijo: "¿No leyeron que el que los creó desde [el] principio los hizo macho y hembra 5 y dijo: 'Por esto el hombre dejará a su padre y a su madre y se adherirá a su esposa, y los dos serán una sola carne'? 6 De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Por lo tanto, lo que Dios ha unido bajo un yugo, no lo separe ningún hombre". 7 Ellos le dijeron: "Entonces, ¿por qué prescribió Moisés dar un certificado de despedida y divorciarse de ella?". 8 Él les dijo: "Moisés, en vista de la dureza del corazón de ustedes, les hizo la concesión de que se divorciaran de sus esposas, pero tal no ha sido el caso desde [el] principio. 9 Yo les digo que cualquiera que se divorcie de su esposa, a no ser por motivo de fornicación, y se case con otra, comete adulterio".

10 Le dijeron los discípulos: "Si tal es la situación del hombre con su esposa, no conviene casarse". 11 Él les dijo: "No todos hacen lugar para el dicho, sino únicamente los que tienen el don. 12 Porque hay eunucos que nacieron así de la matriz de su madre, y hay eunucos que fueron hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se han hecho eunucos por causa del reino de los cielos. Quien pueda hacer lugar para ello, haga lugar para ello".

 

Marcos 10:1-12:

1 Levantándose de allí, vino a los términos de Judea y al otro lado del Jordán, y de nuevo las muchedumbres se le reunieron, y según tenía por costumbre, de nuevo se puso a enseñarles. 2 Entonces se le acercaron unos fariseos y, para ponerlo a prueba, se pusieron a preguntarle si le era lícito al varón divorciarse de su esposa. 3 Él, respondiendo, les dijo: "¿Qué les mandó Moisés?". 4 Ellos dijeron: "Moisés permitió escribir un certificado de despedida y divorciarse [de ella]". 5 Pero Jesús les dijo: "En vista de la dureza del corazón de ustedes les escribió este mandamiento. 6 Sin embargo, desde [el] principio de la creación 'Él los hizo macho y hembra. 7 Por este motivo dejará el hombre a su padre y a su madre, 8 y los dos serán una sola carne'; de modo que ya no son dos, sino una sola carne. 9 Por lo tanto, lo que Dios ha unido bajo un yugo, no lo separe ningún hombre". 10 Y en la casa de nuevo, los discípulos le interrogaban acerca de esto. 11 Y él les dijo: "Cualquiera que se divorcie de su esposa y se case con otra comete adulterio contra ella, 12 y si alguna vez una mujer, después de divorciarse de su esposo, se casa con otro, ella comete adulterio".

 

I Corintios 7:

1 Ahora bien, respecto a las cosas de que escribieron ustedes, es bueno que el hombre no toque mujer; 2 no obstante, a causa de la ocurrencia común de la fornicación, que cada hombre tenga su propia esposa y que cada mujer tenga su propio esposo. 3 Que el esposo dé a [su] esposa lo que le es debido; pero que la esposa haga lo mismo también a [su] esposo. 4 La esposa no ejerce autoridad sobre su propio cuerpo, sino su esposo; así mismo, también, el esposo no ejerce autoridad sobre su propio cuerpo, sino su esposa. 5 No se priven [de ello] el uno al otro, a no ser de común acuerdo por un tiempo señalado, para que dediquen tiempo a la oración y vuelvan a juntarse, para que no siga tentándolos Satanás por su falta de regulación en sí mismos. 6 Sin embargo, digo esto a modo de concesión, no a modo de mandato. 7 Pero quisiera yo que todos los hombres fueran como yo mismo soy. No obstante, cada uno tiene de Dios su propio don, uno de esta manera, otro de aquella manera.

8 Ahora bien, digo a los no casados y a las viudas: les es bueno permanecer así como yo. 9 Pero si no tienen autodominio, cásense, porque mejor es casarse que estar encendidos [de pasión].

10 A los casados doy instrucciones —sin embargo, no yo, sino el Señor— de que la esposa no debe irse de su esposo; 11 pero si de hecho se fuera, que permanezca sin casarse, o, si no, que se reconcilie con su esposo; y el esposo no debe dejar a su esposa.

12 Pero a los demás digo —sí, yo, no el Señor—: Si algún hermano tiene esposa incrédula, y sin embargo ella está de acuerdo en morar con él, no la deje; 13 y la mujer que tiene esposo incrédulo, y sin embargo él está de acuerdo en morar con ella, no deje a su esposo. 14 Porque el esposo incrédulo es santificado con relación a [su] esposa, y la esposa incrédula es santificada con relación al hermano; de otra manera, sus hijos verdaderamente serían inmundos, pero ahora son santos. 15 Pero si el incrédulo procede a irse, que se vaya; el hermano o la hermana no está en servidumbre en tales circunstancias; antes bien, Dios los ha llamado a ustedes a la paz. 16 Pues, esposa, ¿cómo sabes que no salvarás a [tu] esposo? O, esposo, ¿cómo sabes que no salvarás a [tu] esposa?

17 Solo que, según Jehová haya dado a cada uno una porción, así ande cada uno según lo ha llamado Dios. Y así ordeno en todas las congregaciones. 18 ¿Fue llamado algún hombre en estado de circuncisión? No se haga incircunciso. ¿Ha sido llamado algún hombre en incircuncisión? No se circuncide. 19 La circuncisión no significa nada, y la incircuncisión no significa nada, pero la observancia de los mandamientos de Dios [sí]. 20 En el estado en que cada uno haya sido llamado, que permanezca en él. 21 ¿Fuiste llamado siendo esclavo? No dejes que te preocupe; pero si también puedes hacerte libre, más bien aprovéchate de la oportunidad. 22 Porque cualquiera en [el] Señor que haya sido llamado siendo esclavo es liberto del Señor; así mismo, el que haya sido llamado siendo hombre libre es esclavo de Cristo. 23 Ustedes fueron comprados por precio; dejen de hacerse esclavos de los hombres. 24 En la condición en que cada uno fue llamado, hermanos, permanezca en ella asociado con Dios.

25 Ahora bien, respecto a vírgenes no tengo mandamiento del Señor, pero doy mi opinión como uno a quien el Señor ha mostrado misericordia para que sea fiel. 26 Por lo tanto, pienso que esto es bueno en vista de la necesidad entre nosotros aquí: que es bueno que el hombre continúe como está. 27 ¿Estás atado a una esposa? Deja de procurar liberación. ¿Estás desatado de una esposa? Deja de buscar esposa. 28 Pero aunque te casaras, no cometerías ningún pecado. Y si una [persona] virgen se casara, la tal no cometería ningún pecado. No obstante, los que lo hagan tendrán tribulación en la carne. Pero yo les ahorro [eso].

29 Además, esto digo, hermanos: el tiempo que queda está reducido. En adelante, los que tienen esposas sean como si no tuvieran, 30 y también los que lloran sean como los que no lloran, y los que se regocijan, como los que no se regocijan, y los que compran, como los que no poseen, 31 y los que hacen uso del mundo, como los que no lo usan a plenitud; porque la escena de este mundo está cambiando. 32 En realidad, quiero que estén libres de inquietud. El hombre no casado se inquieta por las cosas del Señor, en cuanto a cómo ganar la aprobación del Señor. 33 Pero el hombre casado se inquieta por las cosas del mundo, en cuanto a cómo ganar la aprobación de su esposa, 34 y está dividido. Además, la mujer no casada —y la virgen— se inquieta por las cosas del Señor, para ser santa tanto en su cuerpo como en su espíritu. Sin embargo, la mujer casada se inquieta por las cosas del mundo, en cuanto a cómo ganar la aprobación de su esposo. 35 Pero esto lo digo para la ventaja personal de ustedes, no para echarles un lazo, sino para moverlos a lo que es decoroso y a lo que resulta en atender constantemente al Señor sin distracción.

36 Pero si alguno piensa que se está portando impropiamente para con su virginidad, si esta ha pasado la flor de la juventud, y esa es la manera como debe efectuarse, que haga lo que quiera; no peca. Que se casen. 37 Pero si alguno está resuelto en su corazón, y no tiene necesidad alguna, sino que tiene autoridad sobre su propia voluntad y ha tomado esta decisión en su propio corazón, de guardar su propia virginidad, hará bien. 38 Por consiguiente, también el que da su virginidad en matrimonio hace bien, pero el que no la da en matrimonio hará mejor.

39 La esposa está atada durante todo el tiempo que su esposo vive. Pero si su esposo se durmiera [en la muerte], está libre para casarse con quien quiera, [pero] solo en [el] Señor. 40 Pero es más feliz si permanece como está, según mi opinión. Ciertamente pienso que yo también tengo el espíritu de Dios.

 

Efesios 5:

1 Por lo tanto, háganse imitadores de Dios, como hijos amados, 2 y sigan andando en amor, así como el Cristo también los amó a ustedes y se entregó por ustedes como ofrenda y sacrificio a Dios para olor fragante.

3 Que la fornicación y la inmundicia de toda clase, o la avidez, ni siquiera se mencionen entre ustedes, tal como es propio de personas santas; 4 tampoco comportamiento vergonzoso, ni habla necia, ni bromear obsceno, cosas que no son decorosas, sino, más bien, el dar gracias. 5 Porque saben esto, y ustedes mismos lo reconocen: que ningún fornicador, ni inmundo, ni persona dominada por la avidez —lo que significa ser idólatra— tiene herencia alguna en el reino del Cristo y de Dios.

6 Que nadie los engañe con palabras vacías, porque a causa de las cosas susodichas viene la ira de Dios sobre los hijos de la desobediencia. 7 Por lo tanto, no se hagan participantes con ellos; 8 porque en un tiempo ustedes eran oscuridad, pero ahora son luz en relación con [el] Señor. Sigan andando como hijos de la luz, 9 porque el fruto de la luz consiste en toda clase de bondad y justicia y verdad. 10 Sigan asegurándose de lo que es acepto al Señor; 11 y cesen de participar con [ellos] en las obras infructíferas que pertenecen a la oscuridad, sino, más bien, hasta censúren[las], 12 porque hasta contar las cosas efectuadas por ellos en secreto es vergonzoso. 13 Ahora bien, todas las cosas que reciben censura son puestas de manifiesto por la luz, porque todo lo que se pone de manifiesto es luz. 14 Por lo cual él dice: "Despierta, tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y el Cristo resplandecerá sobre ti".

15 Así es que vigilen cuidadosamente que su manera de andar no sea como imprudentes, sino como sabios, 16 comprándose todo el tiempo oportuno que queda, porque los días son inicuos. 17 Por esta razón dejen de estar haciéndose irrazonables, sino sigan percibiendo cuál es la voluntad de Jehová. 18 También, no anden emborrachándose con vino, en lo cual hay disolución, sino sigan llenándose de espíritu, 19 hablándose a sí mismos con salmos y alabanzas a Dios y canciones espirituales, cantando y acompañándose con música en el corazón a Jehová, 20 dando gracias siempre por todas las cosas a nuestro Dios y Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

21 Estén en sujeción los unos a los otros en temor de Cristo. 22 Que las esposas estén en sujeción a sus esposos como al Señor, 23 porque el esposo es cabeza de su esposa como el Cristo también es cabeza de la congregación, siendo él salvador de [este] cuerpo. 24 De hecho, como la congregación está en sujeción al Cristo, así también lo estén las esposas a sus esposos en todo. 25 Esposos, continúen amando a sus esposas, tal como el Cristo también amó a la congregación y se entregó por ella, 26 para santificarla, limpiándola con el baño de agua por medio de la palabra, 27 para presentarse él a sí mismo la congregación en su esplendor, sin que tenga mancha, ni arruga, ni ninguna de tales cosas, sino que sea santa y sin tacha.

28 De esta manera los esposos deben estar amando a sus esposas como a sus propios cuerpos. El que ama a su esposa, a sí mismo se ama, 29 porque nadie jamás ha odiado a su propia carne; antes bien, la alimenta y la acaricia, como también el Cristo hace con la congregación, 30 porque somos miembros de su cuerpo. 31 "Por esta razón el hombre dejará a [su] padre y a [su] madre y se adherirá a su esposa, y los dos llegarán a ser una sola carne." 32 Este secreto sagrado es grande. Ahora bien, yo estoy hablando tocante a Cristo y la congregación. 33 Sin embargo, también, que cada uno de ustedes individualmente ame a su esposa tal como se ama a sí mismo; por otra parte, la esposa debe tenerle profundo respeto a su esposo.

 

Efesios 6:

1 Hijos, sean obedientes a sus padres en unión con [el] Señor, porque esto es justo: 2 "Honra a tu padre y a [tu] madre"; que es el primer mandato con promesa: 3 "Para que te vaya bien y dures largo tiempo sobre la tierra". 4 Y ustedes, padres, no estén irritando a sus hijos, sino sigan criándolos en la disciplina y regulación mental de Jehová.

5 Ustedes, esclavos, sean obedientes a los que son [sus] amos en sentido carnal, con temor y temblor en la sinceridad de su corazón, como al Cristo, 6 no a modo de servir al ojo, como quienes procuran agradar a los hombres, sino como esclavos de Cristo, haciendo de toda alma la voluntad de Dios. 7 Sean esclavos con buenas inclinaciones, como a Jehová, y no a los hombres, 8 porque ustedes saben que cada uno, cualquier bien que haga, recibirá eso de vuelta de Jehová, sea esclavo o sea libre. 9 También, ustedes, amos, sigan haciéndoles las mismas cosas a ellos, y dejen de usar amenazas, porque ustedes saben que el Amo tanto de ellos como de ustedes está en los cielos, y con él no hay parcialidad.

10 Finalmente, sigan adquiriendo poder en [el] Señor y en la potencia de su fuerza. 11 Pónganse la armadura completa que proviene de Dios para que puedan estar firmes contra las maquinaciones del Diablo; 12 porque tenemos una lucha, no contra sangre y carne, sino contra los gobiernos, contra las autoridades, contra los gobernantes mundiales de esta oscuridad, contra las fuerzas espirituales inicuas en los lugares celestiales. 13 Por esta causa tomen la armadura completa que proviene de Dios, para que puedan resistir en el día inicuo y, después de haber hecho todas las cosas cabalmente, estar firmes.

14 Estén firmes, por lo tanto, teniendo los lomos ceñidos con la verdad, y teniendo puesta la coraza de la justicia, 15 y teniendo calzados los pies con el equipo de las buenas nuevas de la paz. 16 Sobre todo, tomen el escudo grande de la fe, con el cual podrán apagar todos los proyectiles encendidos del inicuo. 17 También, acepten el yelmo de la salvación, y la espada del espíritu, es decir, la palabra de Dios, 18 mientras que, con toda forma de oración y ruego, se ocupan en orar en toda ocasión en espíritu. Y, con ese fin, manténganse despiertos con toda constancia y con ruego a favor de todos los santos, 19 también por mí, para que se me dé capacidad para hablar al abrir la boca, que con franqueza de expresión dé a conocer el secreto sagrado de las buenas nuevas, 20 para las cuales actúo como embajador en cadenas; para que hable con relación a ellas con denuedo, como debo hablar.

21 Ahora bien, para que ustedes también sepan de mis asuntos, en cuanto a cómo me va, Tíquico, un hermano amado y ministro fiel en [el] Señor, les hará saber todo. 22 Lo envío a ustedes con este mismo propósito, para que sepan de las cosas que tienen que ver con nosotros y para que él consuele sus corazones.

23 Que los hermanos tengan paz y amor con fe procedentes de Dios el Padre y del Señor Jesucristo. 24 Que la bondad inmerecida esté con todos los que aman a nuestro Señor Jesucristo en incorrupción.

 

Hebreos 13:1-6:

1 Que su amor fraternal continúe. 2 No olviden la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron a ángeles. 3 Recuerden a los que están en cadenas de prisión, como si estuvieran encadenados con ellos, y a los que son maltratados, puesto que ustedes mismos, también, todavía están en un cuerpo. 4 Que el matrimonio sea honorable entre todos, y el lecho conyugal sea sin contaminación, porque Dios juzgará a los fornicadores y a los adúlteros. 5 Que [su] modo de vivir esté exento del amor al dinero, y estén contentos con las cosas presentes. Porque él ha dicho: "De ningún modo te dejaré y de ningún modo te desampararé". 6 De modo que podemos tener buen ánimo y decir: "Jehová es mi ayudante; no tendré miedo. ¿Qué puede hacerme el hombre?".

 

 

I Timoteo 4: 1-5:

1 Sin embargo, la expresión inspirada dice definitivamente que en períodos posteriores algunos se apartarán de la fe, prestando atención a expresiones inspiradas que extravían y a enseñanzas de demonios, 2 por la hipocresía de hombres que hablan mentiras, marcados en su conciencia como si fuera con hierro de marcar; 3 que prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que participen de ellos con acción de gracias los que tienen fe y conocen la verdad con exactitud. 4 La razón de esto es que toda creación de Dios es excelente, y nada ha de desecharse si se recibe con acción de gracias, 5 porque se santifica mediante la palabra de Dios y oración sobre [ello].

 

I Pedro 3:

1 De igual manera, ustedes, esposas, estén en sujeción a sus propios esposos, a fin de que, si algunos no son obedientes a la palabra, sean ganados sin una palabra por la conducta de [sus] esposas, 2 por haber sido ellos testigos oculares de su conducta casta junto con profundo respeto. 3 Y que su adorno no sea el de trenzados externos del cabello ni el de ponerse ornamentos de oro ni el uso de prendas de vestir exteriores, 4 sino que sea la persona secreta del corazón en la [vestidura] incorruptible del espíritu quieto y apacible, que es de gran valor a los ojos de Dios. 5 Porque así, también, se adornaban en otros tiempos las mujeres santas que esperaban en Dios, sujetándose a sus propios esposos, 6 como Sara obedecía a Abrahán, llamándolo "señor". Y ustedes han llegado a ser hijas de ella, con tal que sigan haciendo el bien y no teman a ninguna causa de terror.

7 Ustedes, esposos, continúen morando con ellas de igual manera, de acuerdo con conocimiento, asignándoles honra como a un vaso más débil, el femenino, puesto que ustedes también son herederos con ellas del favor inmerecido de la vida, a fin de que sus oraciones no sean estorbadas.

8 Finalmente, todos ustedes sean de un mismo ánimo y parecer, compartiendo sentimientos como compañeros, teniendo cariño fraternal, siendo tiernamente compasivos, de mente humilde, 9 no pagando daño por daño ni injuria por injuria, sino, al contrario, confiriendo una bendición, porque ustedes fueron llamados a este [derrotero], para que hereden una bendición.

10 Pues, "el que quiera amar la vida y ver días buenos, reprima su lengua de lo que es malo, y [sus] labios de hablar engaño; 11 antes bien, apártese de lo que es malo y haga lo que es bueno; busque la paz y siga tras ella. 12 Porque [los] ojos de Jehová están sobre los justos, y sus oídos están hacia su ruego; pero [el] rostro de Jehová está contra los que hacen cosas malas".

13 En verdad, ¿quién es el hombre que les hará daño a ustedes si se hacen celosos por lo que es bueno? 14 Pero hasta si sufrieran por causa de la justicia, son felices. Sin embargo, no teman lo que para ellos es objeto de temor, ni vayan a agitarse. 15 Antes bien, santifiquen al Cristo como Señor en su corazón, siempre listos para presentar una defensa ante todo el que les exija razón de la esperanza que hay en ustedes, pero haciéndolo junto con genio apacible y profundo respeto.

16 Tengan una buena conciencia, para que en el particular de que se hable contra ustedes queden avergonzados los que están hablando con menosprecio de su buena conducta en lo relacionado con Cristo. 17 Porque mejor es sufrir porque estén haciendo el bien, si la voluntad de Dios lo desea, que porque estén haciendo el mal. 18 Pues, hasta Cristo murió una vez para siempre respecto a pecados, un justo por injustos, para conducirlos a ustedes a Dios, habiendo sido muerto en la carne, pero hecho vivo en el espíritu. 19 En esta [condición] también siguió su camino y predicó a los espíritus en prisión, 20 que en un tiempo habían sido desobedientes cuando la paciencia de Dios estaba esperando en los días de Noé, mientras se construía el arca, en la cual unas pocas personas, es decir, ocho almas, fueron llevadas a salvo a través del agua.

21 Lo que corresponde a esto ahora también los está salvando a ustedes, a saber, el bautismo (no el desechar la suciedad de la carne, sino la solicitud hecha a Dios para una buena conciencia), mediante la resurrección de Jesucristo. 22 Él está a la diestra de Dios, porque siguió su camino al cielo; y ángeles y autoridades y poderes fueron sujetados a él.

 

Colosenses 3:

1 Sin embargo, si ustedes fueron levantados con el Cristo, sigan buscando las cosas de arriba, donde el Cristo está sentado a la diestra de Dios. 2 Mantengan la mente fija en las cosas de arriba, no en las cosas sobre la tierra. 3 Porque ustedes murieron, y su vida ha sido escondida con el Cristo en unión con Dios. 4 Cuando el Cristo, nuestra vida, sea puesto de manifiesto, entonces ustedes también serán puestos de manifiesto con él en gloria.

5 Amortigüen, por lo tanto, los miembros de su cuerpo que están sobre la tierra en cuanto a fornicación, inmundicia, apetito sexual, deseo perjudicial y codicia, que es idolatría. 6 Por causa de esas cosas viene la ira de Dios. 7 En esas mismísimas cosas ustedes, también, anduvieron en un tiempo cuando vivían en ellas. 8 Pero ahora realmente deséchenlas todas de ustedes: ira, cólera, maldad, habla injuriosa y habla obscena de su boca. 9 No estén mintiéndose unos a otros. Desnúdense de la vieja personalidad con sus prácticas, 10 y vístanse de la nueva [personalidad], que mediante conocimiento exacto va haciéndose nueva según la imagen de Aquel que la ha creado, 11 donde no hay ni griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, extranjero, escita, esclavo, libre, sino que Cristo es todas las cosas y en todos.

12 De consiguiente, como escogidos de Dios, santos y amados, vístanse de los tiernos cariños de la compasión, la bondad, la humildad mental, la apacibilidad y la gran paciencia. 13 Continúen soportándose unos a otros y perdonándose liberalmente unos a otros si alguno tiene causa de queja contra otro. Como Jehová los perdonó liberalmente a ustedes, así también háganlo ustedes. 14 Pero, además de todas estas cosas, [vístanse de] amor, porque es un vínculo perfecto de unión.

15 También, que la paz del Cristo controle en sus corazones, porque, de hecho, ustedes fueron llamados a ella en un solo cuerpo. Y muéstrense agradecidos. 16 Que la palabra del Cristo resida en ustedes ricamente en toda sabiduría. Sigan enseñándose y amonestándose unos a otros con salmos, alabanzas a Dios, canciones espirituales con gracia, cantando en sus corazones a Jehová. 17 Y cualquier cosa que hagan en palabra o en obra, háganlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre mediante él.

18 Esposas, estén en sujeción a [sus] esposos, como es decoroso en [el] Señor. 19 Esposos, sigan amando a [sus] esposas y no se encolericen amargamente con ellas. 20 Hijos, sean obedientes a [sus] padres en todo, porque esto es muy agradable en [el] Señor. 21 Padres, no estén exasperando a sus hijos, para que ellos no se descorazonen. 22 Esclavos, sean obedientes en todo a los que son [sus] amos en sentido carnal, no con actos de servir al ojo, como quienes procuran agradar a los hombres, sino con sinceridad de corazón, con temor de Jehová. 23 Cualquier cosa que estén haciendo, trabajen en ello de toda alma como para Jehová, y no para los hombres, 24 porque ustedes saben que es de Jehová de quien recibirán el debido galardón de la herencia. Sirvan como esclavos al Amo, Cristo. 25 Ciertamente el que haga injusticia recibirá de vuelta lo que haya hecho injustamente, y no hay parcialidad.

 

I Corintios 11:3:

3 Pero quiero que sepan que la cabeza de todo varón es el Cristo; a su vez, la cabeza de la mujer es el varón; a su vez, la cabeza del Cristo es Dios.

 

Filipenses 4:4-20:

4 Siempre regocíjense en [el] Señor. Una vez más diré: ¡Regocíjense! 5 Llegue a ser conocido de todos los hombres lo razonables que son ustedes. El Señor está cerca. 6 No se inquieten por cosa alguna, sino que en todo, por oración y ruego junto con acción de gracias, dense a conocer sus peticiones a Dios; 7 y la paz de Dios que supera a todo pensamiento guardará sus corazones y sus facultades mentales mediante Cristo Jesús.

8 Finalmente, hermanos, cuantas cosas sean verdaderas, cuantas sean de seria consideración, cuantas sean justas, cuantas sean castas, cuantas sean amables, cuantas sean de buena reputación, cualquier virtud que haya y cualquier cosa que haya digna de alabanza, continúen considerando estas cosas. 9 Las cosas que ustedes aprendieron así como también aceptaron y oyeron y vieron relacionadas conmigo, practiquen estas; y el Dios de la paz estará con ustedes.

10 Ciertamente me regocijo en gran manera en [el] Señor de que ya por fin hayan revivificado su pensar a favor de mí, en lo que a la verdad pensaban, pero les faltaba la oportunidad. 11 No es que esté hablando respecto a estar en necesidad, porque he aprendido, en cualesquiera circunstancias que esté, a ser autosuficiente. 12 Realmente sé estar en escasez [de provisiones], realmente sé tener abundancia. En toda cosa y en toda circunstancia he aprendido el secreto tanto de estar saciado como de tener hambre, tanto de tener abundancia como de padecer necesidad. 13 Para todas las cosas tengo la fuerza en virtud de aquel que me imparte poder.

14 No obstante, ustedes actuaron bien al hacerse partícipes conmigo en mi tribulación. 15 De hecho, ustedes, filipenses, también saben que en [el] comienzo de declarar las buenas nuevas, cuando partí de Macedonia, no hubo ninguna congregación que tomara parte conmigo en el asunto de dar y recibir, sino ustedes solos; 16 porque, hasta en Tesalónica, ustedes me enviaron algo una vez y también la segunda vez para mi necesidad. 17 No es que yo busque solícitamente el don, sino que busco solícitamente el fruto que resulta en acreditar más a su cuenta. 18 Sin embargo, tengo todas las cosas en plenitud y tengo abundancia. Estoy lleno, ahora que he recibido de Epafrodito las cosas [enviadas] por ustedes, un olor fragante, un sacrificio acepto, muy agradable a Dios. 19 A su vez, mi Dios suplirá plenamente toda necesidad de ustedes al alcance de sus riquezas en gloria por medio de Cristo Jesús. 20 Ahora a nuestro Dios y Padre sea la gloria para siempre jamás. Amén.

 

Proverbios 15:

1 La respuesta, cuando es apacible, aparta la furia, pero la palabra que causa dolor hace subir la cólera.

2 La lengua de los sabios hace el bien con el conocimiento, pero la boca de los estúpidos hace salir burbujeando la tontedad.

3 Los ojos de Jehová están en todo lugar, vigilando a los malos y a los buenos.

4 La calma de la lengua es árbol de vida, pero el torcimiento en ella significa un quebrantamiento del espíritu.

5 Cualquiera que es tonto trata con falta de respeto la disciplina de su padre, pero cualquiera que hace caso de la censura es sagaz.

6 En la casa del justo hay un repuesto abundante, pero en el producto del inicuo hay el acarrearse extrañamiento.

7 Los labios de los sabios siguen esparciendo conocimiento, pero el corazón de los estúpidos no es así.

 

8 El sacrificio de los inicuos es cosa detestable a Jehová, pero la oración de los rectos le es un placer.

9 El camino del inicuo es cosa detestable a Jehová, pero él ama al que sigue tras la justicia.

10 La disciplina le es mala al que deja la senda; cualquiera que odia la censura morirá.

11 El Seol y [el lugar de] la destrucción están enfrente de Jehová. ¡Cuánto más los corazones de los hijos de la humanidad!

12 El burlador no ama al que le censura. A los sabios no quiere ir.

13 Un corazón gozoso tiene buen efecto en el semblante, pero a causa del dolor del corazón hay un espíritu herido.

14 El corazón entendido es el que busca el conocimiento, pero la boca de los estúpidos es la que aspira a la tontedad.

15 Todos los días del afligido son malos; pero el que es bueno de corazón [tiene] un banquete constantemente.

16 Mejor es un poco en el temor de Jehová que una abundante provisión y, junto con ella, confusión.

17 Mejor es un plato de legumbres donde hay amor que un toro cebado en pesebre y, junto con él, odio.

18 Un hombre enfurecido suscita contienda, pero el que es tardo para la cólera apacigua la riña.

19 El camino del perezoso es como seto de abrojos, pero la senda de los rectos es un camino levantado.

20 Hijo sabio es el que regocija a un padre, pero un hombre estúpido está despreciando a su madre.

21 La tontedad es un regocijo al que es falto de corazón, pero el hombre de discernimiento es el que va directamente adelante.

22 Resultan frustrados los planes donde no hay habla confidencial, pero en la multitud de consejeros hay logro.

23 El hombre tiene regocijo en la respuesta de su boca, y una palabra a su tiempo apropiado, ¡oh, cuán buena es!

24 La senda de la vida es hacia arriba para uno que obra con perspicacia, para apartarse del Seol allá abajo.

25 La casa de los que a sí mismos se ensalzan será demolida por Jehová, pero él fijará el lindero de la viuda.

26 Los proyectos del malo son cosa detestable a Jehová, pero los dichos agradables son limpios.

27 El que saca ganancia injusta está acarreando extrañamiento a su propia casa, pero el que odia las dádivas es el que seguirá viviendo.

28 El corazón del justo medita para responder, pero la boca de los inicuos hace salir burbujeando cosas malas.

29 Jehová está muy lejos de los inicuos, pero oye la oración de los justos.

 

30 El brillo de los ojos regocija el corazón; un informe que es bueno engorda los huesos.

31 El oído que escucha la censura de la vida se aloja precisamente en medio de los sabios.

32 Cualquiera que esquiva la disciplina rechaza su propia alma, pero el que escucha la censura adquiere corazón.

33 El temor de Jehová es disciplina hacia la sabiduría, y antes de la gloria hay humildad.

 

Gálatas 5:22-24:

22 Por otra parte, el fruto del espíritu es: amor, gozo, paz, gran paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 apacibilidad, autodominio. Contra tales cosas no hay ley. 24 Además, los que pertenecen a Cristo Jesús han fijado en un madero la carne junto con sus pasiones y deseos.

 

Biblia:

Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras

(Testigos de Jehová).




Yahoo! MTV Blog & Rock
¡Cuéntanos tu historia, inspira una canción y gánate un viaje a los Premios MTV!
Participa aquí http://mtvla.yahoo.com/

- Por: William Alcántara - Artículo: El Matrimonio en la Biblia
Recomiendalo :

0 comentarios for "El Matrimonio en la Biblia"

Comentarios

Con la tecnología de Blogger.